Por aceite de transferencia de calor nos referimos a un líquido delgado que puede realizar una alta transferencia de calor.

Se imponen exigencias muy altas a este tipo de fluidos térmicos o aceites térmicos.

Los requisitos en las áreas de transferencia de calor, viscosidad, estabilidad química, presión de vapor, densidad, capacidad calorífica, entalpía líquida, conductividad térmica, propiedades anticorrosivas y muchas otras cualidades son necesarias para componer un aceite térmico que funcione bien.

Para conocer las diferentes propiedades, puede consultar nuestra página de productos. Hay varias opciones de selección para la elección correcta.

Contacta con nosotros sin compromiso